Evite que lo estafen por medio de Mercadolibre, Olx, Tucarro, entre otros.



Como no ser estafado cuando ofrecemos un producto, bien o servicio en una  comunidad de compra y venta online. 


Aunque parezca obvio, hay que tomar medidas para evitar estos robos. Pero día tras día se encuentran cada vez con más bandas dedicadas a delinquir por medio de estas tiendas virtuales. Ya llevan años haciéndolo, pero como estos melandros son tan disciplinados, lo perfeccionan cada vez y así evitan cualquier clase de sospecha. 
Te contare tres casos que me sucedieron en estas plataformas. (Todos reales). Y finalmente daré algunos tips para no dejarnos robar.

Mercado Libre y Olx.

Publique un portátil a un precio normal, estaba dentro del rango de lo que ya estaban anteriormente publicados. Esta publicación la realice en la noche. Al otro día, muy a las 8 de la mañana, ya tenía un mensaje de Whatsapp preguntando por el portátil. Un señor se presentó como médico de una famosa clínica me hacia una descripción muy detallada que esta necesitaba un equipo con las características descriptas en el anuncio y pregunto qué cuanto era lo mínimo que dejaba el portátil. Su voz, su forma de hablar, no generaba ninguna sospecha. Es más, su avatar en el whatsapp era una foto en la que estaba recibiendo una donación para esta clínica. Le di el valor en que se lo podía dejar. A lo que no se opuso, todo lo contrario, me dijo que el precio estaba bien y me pregunto si era una empresa o era un particular, además de la procedencia del portátil. A lo cual respondí que era una persona particular que vendía su computador porque deseaba adquirir un equipo nuevo.  Luego de dos horas me volvió a escribir diciéndome que efectivamente compraba el computador, pero que se tenía que cerrar esa misma tarde el negocio, que lo llevara a su consultorio. Lo que yo respondí que no había ningún problema.
Empiezan las complicaciones:
Pregunta si tengo alguna cuenta bancaria para poder hacer el trámite de la legalización del pago, necesitaba datos como nombre completo, fotocopia de la cedula y la cuenta bancaria. Yo ya desiste del negocio porque solo recibía efectivo, pero proseguí con el negocio para ver hasta donde llegaba.
Al medio día me cuenta que ya se realizó la radicación del pago con mis datos, (le envié una copia de una cedula que encontré en Google, y mi cuenta bancaria cambiada) que el técnico de sistemas de la clínica tendría que verificar las condiciones del computador se ajustaran a las publicadas en el anuncio. Me esperaba las 5pm en la clínica, a lo que le manifesté que no había ningún inconveniente, sabía lo que estaba vendiendo. Ya sobre las 4pm, me marca y me cuenta que el técnico tiene que salir a recoger unos equipos, me pregunta que en que parte estoy ubicado, para que el técnico lleve el cheque y así poderle entregar el equipo. Que tranquilo, que no entregara el portátil, hasta no confirmar el cheque, además me ahorraba el viaje de ir hasta la clínica. El técnico llegaría a mi oficina, a mi casa o donde dispusiera. Según él era la mejor opción. Aquí no aguanté más y le respondí muy respetuosamente que no me interesaba el negocio. Que decidí que la venta fuera únicamente en efectivo. ¡Nada de cheques!  Se puso molesto, no le seguí la conversación y ya. ¿Imaginan que hubiera ocurrido si le digo que pase por el computador? Exactamente, hubiera sido estafado.  Ya les cuento el por qué.



Tucarro.com

Publique la que era mi camioneta por este portal, ya había mostrados tres veces el carro a unos compradores, pero no prosperaba ningún negocio. Recibí una llamada de un gerente de una empresa de artesanías, que estaba interesado en la camioneta, que por favor la llevara a su compañía en horas de oficina, que quería ver el vehículo. Acordamos la cita al siguiente día.
Fue con mi mama, pues aprovecharía a realizar unas vueltas. Esta empresa estaba ubicada en La Castellana (Bogotá), le marque avisándole que ya estaba frente a la empresa, que bajara y viera la camioneta.
Bajo solo, un señor de aproximadamente 35 años, me pregunta lo básico del carro, que si era único dueño, que si le tenía prenda. Pregunto el precio, le dije que lo que estaba publicado en el anuncio, me dijo que le bajara, a lo que accedí solo quinientos mil pesos. Me dijo que listo, que no le veía ningún inconveniente a la camioneta, que me la compraba. Que subiéramos a su oficina y cerrábamos el negocio.
Empecé con mis sospechas: Solo le baje quinientos mil pesos y dijo que si, ¿porque no regateo más? No hablo de hacer un peritaje, de realizar la revisión de la Dijin, no pregunto si el carro había tenido siniestros, muy pocas preguntas como para cerrar un negocio de tantos millones así no más. Es mas no le puso un solo pero, a nada.
En la oficina, nos ofreció algo de tomar, y llego con unos papeles; me hizo la presentación de la empresa, era de una comercializadora de artesanías y que necesitaban la camioneta para trasportar compradores extranjeros. Que no solo iban a comprar mi camioneta sino necesitaban dos más. Me mostró la cámara de comercio, que verificara que la empresa ya llevaba 6 años de constituida. Y que necesitaba cerrar el negocio ese mismo día (aja, siempre andan de afán). Le pregunte que como me la iba a pagar, me respondió que con un cheque de gerencia que lo giraba la empresa. Que necesitaba urgentemente la camioneta. Que firmara el traspaso, el mensajero de la empresa se encargaba de hacer los trámites de radicarlo. En fin, que le dejara la camioneta de inmediato.
Mi mama feliz porque iba a vender la camioneta, pero aún tenía muchas sospechas que no me dejaban cerrar el negocio calmadamente, llame a mi hermano y le comenté lo que estaba sucediendo, me dijo: que me tranquilizara, que leyera nuevamente los papeles y sino estaba seguro simplemente me fuera, que si definitivamente la van a comprar puede esperarse un día. Efectivamente, leí los papeles, mientras hacía esto el “comprador” lleno los formatos de traspaso del vehículo, lo que me hicieron decidir en irme, no entendía por qué tanto afán. Le explique, que no podía devolverme sin la camioneta, no tenía mentalizado en dejarla de una vez, que tranquilos que al otro día podría estar muy temprano en la mañana y finiquitábamos negocio. Se disgustó, porque dudaba de él, de la empresa. Le dije que si quería cerrar negocio me llamara.
Salí de ahí, en la esquina me baje del carro y busque al celador de la cuadra, le pregunte si sabía que hacían en esa casa me respondió que ni idea, lo único que sabía era que esa casa estuvo bastante tiempo desocupada y que la volvieron arrendar hace menos de 15 días.
Obviamente, no volví a recibir llamadas del señor.
Después me entero que es una manera delictiva de actuar, después de que firme el traspaso y estos lo legalicen, no hay vuelta atrás, ya el vehículo será de ellos. El cheque estará sin fondos, siempre sacaran excusas tratando de dilatar demandas. Estos venderán el carro a un tercero y se formara un lio impresionante. La empresa es de papel, y siempre están trasteándose haciendo estas estafas. Les dejo el link de una de tantas noticias de estafas en vehículos: http://noticiasunolaredindependiente.com/2011/04/03/secciones/que-tal-esto/estafa-masiva-sobre-ruedas/

ElTiempo, Adn.


Por último y donde caí, fue publicando un clasificado por el periódico El tiempo y Adn. Estaba vendiendo mi casa, el aviso salió un viernes y duraría sábado y domingo por El Tiempo, en Adn viernes, sábado y lunes, en internet duro 15 días. El viernes en la tarde me llamaron varios “posibles compradores” les dije que era atreves de cita previa, que estaría mostrando la casa de 12pm a 5pm.
Llego el sábado y me volvieron a llamar a recordarme la cita, en fin, eran “tres posibles clientes” y yo muy feliz, no creía la efectividad del anuncio. A las 12pm en punto llegaron las primeras compradoras, compuesta de dos señoras, una supuestamente estaba enferma de la pierna y no podía subir escaleras. (raro, muy raro), seguido inicie a mostrarle la casa, no pasaron dos minutos y llegaron otros compradores, mi hermana estaba en la casa y le dije que por favor esperaran en la sala mientras yo acababa con la señora que le estaba mostrando la casa; me cuenta mi hermana fue que presionaron para que ella la enseñara, pues iban de afán y no tenían tiempo de esperarme, a lo que accedió. La señora que estaba atendiendo me dijo que la casa muy bonita pero que no le alcanzaba el presupuesto (lo que pensé fue, entonces a que vienen a verla, pues el precio se los di por teléfono). Salieron las primeras compradoras y llegue a donde estaban los segundos compradores, una pareja compuesta por un señor y una señora. Miraron la casa casi corriendo y salieron, igualmente comentaron que muy bonita la casa, que me avisaban si algo. Se me hizo todo muy raro, sobre todo por el afán, pero pues no paso a mayores. Hasta que llego el celador a mi casa a preguntar si todo estaba en orden, le pregunte que por qué y me respondió: - Se me hizo raro esas personas del carro, que primero se bajaron 2 y después los 2 restantes. Eso fue fulminante para mí, de una vez pensé nos robaron. 
Iniciamos a ver que nos podía faltar, cuando si señores, el computador portátil (no el que está vendiendo por mercadolibre, ese caso fue después), no supimos si la señora que supuestamente estaba enferma de la pierna, o a quien de los dos nos embolataron (mi hermana o a mi) pero en conclusión se robaron el computador.
Celulares apagados, whatsapp bloqueado, ni modos de ubicarlos.


Después de exponer estos tres casos que me pasaron les cuento algunas similitudes para que a la hora de negociar por las plataformas estén alerta y no se dejen estafar.

TIPS para no dejarnos robar:

-          Siempre tendrán afán de cerrar el negocio para el mismo día. No quieren dar la oportunidad de que uno piense con calma. El afán de vender no nos puede ganar.
-          Casi no regatean, no piden mucha rebaja.
-          No se fijan en detalles que otros compradores si se han fijado, o no hacen preguntas de trasfondo del negocio. Todo es muy superficial. Realizan preguntas simples y triviales.
-          Cambian inesperadamente los acuerdos establecidos en el negocio: Lugar, hora, forma de pago, etc.
-          Ellos (los ladrones) llaman o envían mensaje muy poco tiempo después de publicado el anuncio.
-          Verifican que uno sea un vendedor particular y que no sea una empresa.
-     Si sospechan de algo, tienes dudas, no sienten tranquilidad, simplemente no hagan negocio. 
-     En el caso de inmuebles: a) Sospechen de su forma de actuar, de como visten, de sus comentarios, de sus pertenencias, que no lleven afán, si lo llevan que vengan después. b) Nunca dejarlos solos, a ninguna persona. c) En lo posible esconder y muy bien los objetos de valor. Dejarlos en lugar seguro (ojo con los celulares, es lo más fácil de esconder). d) Que sepan que la casa en el momento de la visita estará ocupada con bastante gente de la familia y amigos. e) Avisar al portero o celador que este pendiente de los compradores. Apenas lleguen los salude y guarde el numero de las placas de los carros.

Recomendación: Por favor nunca reciban cheques, así sea del mismo Luis Carlos Sarmiento, háganlo siempre en efectivo. Cuando van a verificar efectivamente habrá plata en su cuenta, pero les saldrá el Saldo en canje, no el saldo real. Después el cheque será devuelto por fondos insuficientes y ustedes ya habrán entregado el producto. Créame que va a ser casi imposible recuperar el producto o bien.

Por último, he realizado decenas de negocios por internet: he vendido, he comprado y la mayoría de ellos sin inconveniente alguno, pero es mejor estar prevenido. No faltan los que se las dan de vivos y quieren estafar a incautos. 

Cualquier comentario, duda no dejen de escribirme a: contacto@deibyaviles.co o si tienes una experiencia que contar, yo y los demás lectores te lo agradeceremos. 

Capsulas de Netflix

Instagram